Otra vez sopa

Luego de un arranque difícil con dos goleadas en contra los cadetes de Fátima recibieron a Ayres.

Ya es doloroso. Ver a un equipo que debería estar peleando en la zona alta de la tabla tan mal. Hoy otra vez, con menos.
 
Siempre lo mismo. Siempre un grupo de jugadores levantandose con la intención de dejar todo por la camiseta. Siempre los mismos que corren en inferioridad numérica para lograr algo que siempre es cuesta arriba. 3 jugadores de viaje, 3 lesionados, y un par de jugadores de los cuáles no sabemos nada de su paradero ya que no dan señales. En una lista de 20 jugadores esto ocasiona lo que nos viene sucediendo.
 
Hoy ante un rival duro éramos 10 y rezabamos que chili llegara lo más rápido posible de un partido que acababa de jugar, al menos para que juegue un ratito y nos haga ilusionar.¿El resumen? Con uno menos 3/4 del partido dimos pelea, generamos algunas situaciones claras y aguantamos bien atrás. Pero ellos la embocaron y nosotros no, 0-1. Ni la llegada de Chili pudo salvarnos esta vez.
 
Parece una pesadilla. No parece creíble que con este plantel hoy estemos últimos. Viajes, lesiones, ausencias injustificadas, generan que aquellos pocos que se matan en el rectángulo no den abasto.
 
Si no revertimos estas ausencias el camino no mejorará. Cada uno sabe en su conciencia si puede jugar o no. Confiamos y pedimos a todos aquellos disponibles para el domingo que no falten. Es tiempo de terminar con este desastre. Dejemos de esperar a un chili salvador, basta de Bardi de 4 y Bintu al arco, pongamos las cosas en su lugar. El domingo en Highland. Estamos a tiempo de levantarnos, demos la cara.