El programa Familia Educadora sigue capacitando y acompañando a 80 mujeres en su rol de madres, tan desafiante en este año especial.

El manejo del estrés y las emociones, el acompañamiento escolar en casa, y los límites en el uso de la tecnología son algunos de los temas de las últimas capacitaciones virtuales.

 
La distancia que implicó la cuarentena puso a prueba al Programa Familia Educadora.  Encontrar nuevas formas de poder seguir escuchando y acompañando a las 80 madres de Fátima y Los Polvorines  fue y es todo un desafío.
 
Durante todo el año, continuamos diseñando propuestas para ofrecer a las madres, a la distancia, herramientas concretas que colaboren con su rol en el hogar, que se vió naturalmente afectado, como en todas las familias, por el contexto. Las mujeres de cada zona participan de un grupo de WhatsApp que, con reglas claras, funciona como el espacio de intercambio para las diferentes actividades. 
 
Así, vamos llegando al final de un año en el que con un altísimo nivel de participación y compromiso, se realizan capacitaciones en formato de video grabado de manera quincenal, que se complementan con encuentros por Zoom con esa misma frecuencia, lo que permite un ida y vuelta muy rico en los grupos. Cada capacitación les plantea una consigna-desafío que deben poner en práctica en la semana, y luego enviarlo a la coordinadora del Programa.  En los encuentros grupales virtuales se comparte lo trabajado y se proponen reflexiones sobre los temas tratados.
 
Las capacitaciones propuestas, lideradas por profesionales especialistas, proponen un trabajo de introspección y reflexión, acompañado de herramientas y técnicas para poner en marcha y probar nuevas formas, saludables y efectivas, de vincularse en familia, hacer home schooling, establecer límites con niños y adolescentes, registrar las propias emociones y las de sus hijos, y otros temas referidos al acompañamiento cotidiano en la familia.
 
Este eje de formación se complementa con el acompañamiento individual a cada participante, y la entrega de la beca mensual para gastos escolares, que este año especial se habilitó también para gastos de conectividad e higiene.  
 
Desde Fundación CUBA continuamos con el objetivo primordial de acompañar a las madres en la irremplazable tarea de formación de sus hijos, con la convicción de que desde la educación podemos hacer un aporte real y alentar un mejor futuro.
 

Su opinión nos interesa

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
3 + 0 =