Intensa pretemporada de las gimnastas de CUBA

Desde el 15 de enero las gimnastas del Club están preparándose con gran entusiasmo para encarar el 2018 con toda la energía.

 
La evolución del deporte y los logros que se alcanzaron durante el 2017 motivó a que nuestras gimnastas decidieran arrancar una pretemporada de verano más temprano que otros años. Y así, más de 40 chicas de entre 5 y 27 años disfrutaron de esta apasionante locura en la que desplegaron todo su potencial y muchas ganas de avanzar.
 
Las primeras en comenzar fueron “las magas” del equipo de CUBA. La intención, con un trabajo de alta exigencia que abarcó 16 horas semanales, fue sentar las bases físicas para encarar las competencias de este año. A partir del inicio del mes de febrero, se sumaron a los entrenamientos los preequipos infantil y mini, las escuelas formativas infantil y pre infantil y los grupos proyección y adultas. A pesar del calor y la intensidad de los entrenamientos, todos los grupos demostraron gran dedicación y esfuerzo para llevar adelante cada trabajo que se les proponía. Desde lo emocional, los entrenamientos se vivieron con mucha alegría, emoción y compromiso. Esta etapa precompetitiva es necesaria para que cada una de ellas pueda reincorporarse paulatinamente al volumen y ritmo de entrenamiento. Además, como en otros deportes, la pretemporada es unos de los momentos más importantes para lograr muchas mejoras en cada deportista. 
 
Por otro lado, la coordinación de la pretemporada es un punto importante en el que se integran diferentes ejercicios y actividades pensando en el desarrollo del deporte a lo largo del año. En este sentido, el equipo de entrenadores realizó una excelente planificación general para facilitar posteriormente una modalidad de entrenamiento individualizado, adaptado a las necesidades y mejoras tanto a nivel técnico, físico, flexibilidad y mental de cada gimnasta. Esto será de gran utilidad para:

  1. recuperar y elevar el nivel de la condición física
  2. asimilar técnicas de ejercicios que se lograron el año pasado
  3. prepararse para la ejecución de series de mayor dificultad a nivel acrobático y gimnástico en los cuatro aparatos: salto, paralelas asimétricas, viga de equilibrio y suelo.

 
Fueron semanas de trabajo intenso que merecían un cierre a puro festejo: actividades en la pileta, juegos, meriendas compartidas entre todas y una gran guerra de espuma en la que participaron gimnastas y entrenadores.
 
El 2018 ya se lanzó y el cronograma está colmado de nuevas experiencias y desafíos. Las gimnastas de CUBA saben lo que es superarse día a día y justamente esta situación es la que las alienta para seguir adelante.
 
¡Vamos CUBA!
 

Galeria de fotos: