El vóley masculino sigue de racha y se prende arriba en Unilivo

Con una gran victoria de local por 3-2 frente a CITES, los representantes de CUBA se encuentran 4° en la tabla de la Liga, con 5 partidos ganados y 2 perdidos. El inicio del año viene siendo excelente, y el gran momento quedó demostrado el domingo al obtener una luchada victoria frente a un rival complicado.

Equipo completo en el festejo del Centenario

 
El primer parcial fue dominado de inicio a fin por el equipo local, con excelentes remates de los delanteros y buenas defensas y contra-ataques.
 
 
Ya en el segundo, los visitantes empezaron a jugar mejor y complicar a los cubanos, que poco a poco fueron perdiendo el ritmo. Más allá de los intentos de recuperación, CITES se mostró más firme y se llevó el set por 25-22.
 
 
En el tercero, CUBA realizó algunos cambios para mejorar un poco el juego y logró volver a encaminar el partido. Con excelentes puntos en la ofensiva, comenzó a doblegar a su rival y, en paralelo, las recepciones y defensas fueron cada vez más precisas, dejando al armador la posibilidad de jugar más tranquilo. Todo esto se plasmó en un contundente 25-19 a favor de CUBA.
 
 
Durante todo el cuarto parcial, el encuentro fue muy parejo. Recién en el 15-15 los cubanos lograron sacar una pequeña diferencia y parecía que el partido podía cerrarse en ese momento. Pero los rivales seguían siendo intensos en el juego y la presión se hacía notar cada vez más. Todos los puntos se festejaban con mucha vehemencia y hasta empezaba a haber cruces entre los jugadores, debiendo el referee interceder varias veces para calmar el partido. Esto complicó el desarrollo y permitió que CITES se llevará el parcial por 25-23.
 
 
Y así llegaba el set definitivo. A todo o nada. Nuevamente los equipos seguían sin poder sacarse ventajas hasta el 8-8. El ambiente seguía tan tenso que el juez tuvo que sacar una tarjeta roja a un rival por incitar a los cubanos. Y ese fue el momento de quiebre. 
 
 
Mientras que CITES seguía enojado, CUBA se mantuvo sereno y continuó atacando, defendiendo con intensidad y con un claro deseo de victoria. Así, con el partido 14-11 para los locales, Gerardo jugó un toque suave por arriba del bloqueo que desestabilizó a los contrincantes. La pelota tocó el piso y explotaron los gritos en el gimnasio, celebrando una victoria sufrida, pero satisfactoria.
 
 
De esta manera, el Club quedó muy bien posicionado para ser parte del TOP 8 en el segundo semestre y pelear arriba en la dura Liga Unilivo.