Dialogando con Damián & Willie Benegas, martes 16 de octubre a las 19.30 en Sarmiento 3131. Click aqui para màs información

A beneficio de la Fundación Conin

Dialogando con Damián y Willie Benegas, martes 16 de octubre a las 19.30

Ciudad Cultural Konex, Sarmiento 3131 CABA

Vivir & convivir a 8.800 mts 

Tolerancia - Humildad - Humanidad.

A beneficio de la Fundación Conin, entradas en venta en Ticketek a $ 120.-

 

El Everest ( Información extraída de la web )

El monte Everest es la montaña más alta sobre el nivel del mar, con 8.848 msnm.

Está localizada en el Himalaya, en el continente asiático, y marca la frontera entre Nepal y China. En Nepal es llamada Sagarmatha ("la frente del cielo") y en China Chomolungma o Qomolangma Feng ("madre del universo").

La montaña fue nombrada Everest en honor de Sir George Everest, geógrafo británico, en 1865.

 

Ascenso desde Nepal

La ascensión por la ruta suroeste comienza con una aproximación al Campo Base, situado a una altitud de 5.380 msnm, en la zona sur del Everest, en Nepal. La expedición suele viajar a Lukla (2860 msnm) desde Katmandú y atraviesa por Namche Bazaar. Los escaladores caminan, a continuación, hasta el Campo Base, lo que requiere entre 6 y 8 días, y permite aclimatarse a la altitud y prevenir el mal de montaña. El equipo y las provisiones se trasladan mediante yaks, dzos y porteadores humanos hasta el Campo Base del Glaciar Khumbu.

Los escaladores suelen pasar un par de días en el Campo Base, aclimatándose a la altitud. Durante este tiempo, los sherpas de la expedición y los escaladores pondrán cuerdas y escaleras en la Cascada de Hielo del Glaciar Khumbu. Grietas y bloques de hielo inestables hacen de la cascada de hielo uno de los tramos más peligrosos en la ruta. Muchos escaladores y sherpas han muerto en este tramo.

Para reducir el peligro, la escalada suele comenzar antes del amanecer, cuando las bajas temperaturas mantienen fijos los bloques de hielo. Por encima del glaciar se encuentra el Campo Base I o Campo Base Avanzado, a una altitud de 6.065 msnm .

 

El Cwm Occidental, con el Lhotse al fondo.

Desde el Campo I, los expedicionarios atraviesan por el Cwm Occidental (valle, en galés) hasta la pared en la base del Lhotse, donde se establece el Campo II, a 6.500 msnm de altitud.

El Cwm occidental es un valle glacial que va ascendiendo ligeramente, pero marcado por grandes grietas transversales hacia la mitad del valle, que impiden el acceso directo a las cotas altas del valle. Los escaladores deben cruzar totalmente hacia la derecha hasta llegar a la base del Nuptse y pasar por un corredor conocido como la "Esquina del Nuptse".

El Cwm Occidental es también llamado el "Valle del Silencio", pues su topografía cerrada reduce el viento en la ruta. La gran altitud y un día claro y sin viento pueden hacer que el Cwm Occidental sea insoportablemente caluroso para los escaladores.

Desde el Campo II, los escaladores ascienden la cara norte del Lhotse por un tramo preparado con cuerdas fijas hasta el Campo III, situado en una plataforma a 7.470 msnm. Desde allí, hay otros 500 metros hasta el Campo IV en el Collado Sur, a 7.920 msnm. Desde el Campo III al Campo IV, hay que superar dos retos más: el Espolón de Ginebra y la Banda Amarilla. El Espolón de Ginebra es un saliente de roca negra al que dio nombre la Expedición suiza de 1952.

Las cuerdas instaladas en el recorrido ayudan a los escaladores a pasar sobre la roca cubierta de nieve. La Banda Amarilla es una sección de piedra arenisca sedimentaria que requiere unos 100 m de cuerda para atravesarla.

En el Collado Sur, los montañeros entran en la "zona de la muerte". Los escaladores cuentan únicamente con dos o tres días de resistencia a esta altitud para intentar asaltos a la cima. Tiempo despejado y poco viento son de gran importancia a la hora de decidir realizar un intento de llegar a la cima. Si el tiempo no es propicio en estos días, los escaladores deben descender, en muchos casos hasta el Campamento Base.

Desde el Campo IV, los escaladores deben comenzar la ascensión alrededor de medianoche, con la esperanza de llegar a la cima en 10 o 12 horas. Primero se alcanza el Balcón, a 8.400 msnm, una pequeña plataforma en la que descansar mientras se observan al amanecer los picos hacia el sur y al este.

Continuando por la arista, se encuentran con unos imponentes escalones de roca que obligan a adentrarse en la nieve, que puede llegar hasta la cintura, lo que representa un riesgo importante de avalancha. A una altitud de 8.750 msnm, una pequeña formación del tamaño de una mesa formada por hielo y nieve marca la Cima Sur.

Desde la Cima Sur, los escaladores continúan por la arista sudeste, conocida como la "Travesía de la Cornisa", donde la nieve cubre rocas discontinuas. Esta es la sección en la que los escaladores están más expuestos, ya que un paso en falso supone el desastre, ya sea a la izquierda (con una caída de 2.400 m por la ladera sudoeste) o a la derecha (3.050 m de caída por la ladera de Kangshung). Al final de esta travesía está la imponente pared de roca de 12 m de alto llamada el "Escalón de Hillary", a una altura de 8.760 msnm.

También tras el "Escalón de Hillary" se debe pasar una zona rocosa y movediza con una maraña de cuerdas que puede ser problemática, sobre todo con mal tiempo.

Los escaladores deben abandonar la "Cima del Mundo" en menos de media hora, ya que es necesario descender al Campo IV antes del anochecer.

De rescate en Lhotse

Por: Damián Benegas

Campamento base, 5400 metros.- Hola a todos! Aquí estamos, con Willie y Matoco en el Campo Base, muy, muy cansados, luego de dos rescates este fin de semana. Primero, nos solidarizamos con Isabel y Rober, ambos de la expedición española, quienes luego de alcanzar la cumbre del Lhotse (con 8.516 metros, la cuarta cumbre más alta de la Tierra), el sábado por la tarde, descendieron al C4 con graves congelaciones.

Con Matoco ascendimos al C4 con reguladores de oxígeno y vendas para curar sus dedos congelados, y luego descenderlos al C 3. Rober bajó totalmente ciego.

Luego, nos enteramos también que el español Lolo González necesitaba ayuda. Había alcanzado la cumbre de Lhotse el sábado por la tarde y se perdió al bajar, lo daban por muerto. Luego de deliberar con Willie desde el Campo Base, decidimos emprender el rescate con Matoco y lo encontramos vivo! Estaba a 7.950 metros con dos piernas rotas, se había caído en el corredor. Implementamos un sistema de poleas, para izarlo 60 metros hasta la cuerda fija, y luego de 9 horas que duró el rescate llegamos al C4 a pasar la noche.

Aquí les dejo un audio en el que cuento la secuencia de los hechos.

 http://flipzu.com/adrian.gluck/17217

Estamos todos en buenas condiciones. En cuanto podamos enviamos más material. Gracias a todos por el apoyo! Gran abrazo!

El relato de otro escalador Leo McClean

Es Matoco el que habla….

… Están adentro de la carpa… Si muy mal…Ella tiene los dedos congelados… El parece ciego, y esta peor… Todo congelado… No, no se pueden mover… Si los dos medios papos…

Ahora Damián…

… Poneles oxígeno…

… No quiere ella….

…. Poneselo igual….

Era el matrimonio de Lili y Rober… "Dos deportistas" a punto de morir… Matoco un guía de una expedición comercial ese día les salvo la vida¡¡¡¡

Ya cerca del camp3 escucho a Damián, había distinguido algo, estaba por arriba del camp4 del Lothse… Unos cuantos metros arriba. Se iba a acercar….

… Seguimos bajando….

Se escucha un grito en la radio… Un grito de Damián….

…. Esta vivo… Esta vivo…

Era Lolo… Había caído del desfiladero a unas rocas, la zona conocida como la tortuga. Había sido la tarde del día anterior cuando bajaba, muy tarde de la cumbre del Lothse…

Milagro… Si, milagro que esta persona no haya muerto por golpes y luego congelado al haber pasado toda la noche inmóvil a la intemperie….

Milagro… Si, milagro que en ese día había personas como Damián y Matoco cerca de ese lugar… Seguro "deportistas" no hubiesen hecho nada igual.

… Nosotros seguimos bajando…

Damián y Matoco tuvieron que hacer un trabajo titánico para poder llevar a Lolo al camp4 del Lothse, tardaron cerca de 4 horas en poder hacerlo.

Ahí lo estabilizaron, hicieron una camilla con bolsas de dormir y comenzaron a bajarlo…

Hasta donde… Hasta donde podrán hacerlo…

Por la radio iban y venían comentarios, charlas, ordenes…

Damián y Matoco sonaban muy, pero muy cansados… Exhaustos…

Estaba preocupado por ellos. Realizaban esfuerzos enormes a grandes alturas… Rescatar a mas de 8000mts, con poleas, tirando de cuerdas, bajando a un peso muerto… En varios momento falto el oxigeno… Se que no tenían suficiente agua…. Todo esto era muy peligroso para ellos… Momentos de extremo cansancio, mas que el día anterior habíamos hecho cumbre en el Everest, exponerse a esto es peligrosísimo.

Estaba preocupado por ellos.

Llegamos al camp2, eran las 2 de la tarde… Que bueno, paso la pared del Lothse. De ahora en mas solo la cascada… Quizás mañana…

Me siento en la carpa cocina, Dawa, nuestro magnifico Sherpa cocinero, me prepara unos fideos con oliva y pimienta…. Mi primer comida en días¡¡¡

Aprovecho, me saco las botas y le muestro mi dedo a Tendy. El hasta el momento no lo había visto…

…. Hummmm… Leo eso esta muy mal… Terminamos de comer y le pregunto a Willy… Pero yo diría que hoy mismo nos vamos para abajo…Eso esta mal…

Si el pobre dedo, ya con el pasar de algunas horas, el esfuerzo, trabajo y roce en las botas en la bajada, parecía una morcillita bombón totalmente pasada en brasas… Todo abierto, ampollas sangrantes, un profundo agüero en la planta… Un asco che¡¡¡

Hablamos con Willy por radio y nos manda bajar lo antes posible… Que siga usando oxigeno a todo vapor. Esto va a ayudarme a bajar más rápido la cascada, peligrosísima a esta hora de la tarde.

Salimos con Tendy Die, a toda marcha… tardamos solo 45 minutos en llegar al camp1… De ahí por la cascada… Se sentía el peligro, se sentía el movimiento, el calor de la tarde, la época del año… Si sentíamos que el hielo se rompía, no resistía nuestros pesos…. A toda marcha… No paramos… No paramos.

3 horas nos llevo en bajar al base…

… Que alegrón… Ya estoy abajo… Ya no hay mas hielo que pisar… Ya estoy en el base… Ya estoy en mi hogar…

Me estaba esperando Babu Ram. Lo abrace, a él y a los asistentes de cocina al Lapa, a Shiba, a todos, a cuantos estaban por ahí.

Al toque aparece Willy junto a la doctora del Base Camp… Quería ver mi pie…

Así sin parar un segundo, casi sin sacarme la mochila, fui a la carpa comedor… Me saque la bota, las medias…. Todo era sangre, todo estaba roto…

… Si esta feo… Lo ideal es que se vaya mañana temprano a Katmandú… Con esto hay que tener cuidado.

… Ok… Pero ahora esto no importa… Ahora estoy acá… Lo que si me importa es como están Damián y Matoco…. Como están, donde están…

Después que la doctora me vendara, fui derecho a la carpa de comunicación. Allí se había se había formado el grupo de dirección del rescate con Willy a la cabeza.

Estaban todos los médicos, los de las distintas expediciones, estaba Edurne… Y algunos otros más… Todos muy preocupados…

Lili y Rober, este ciego, los dos con importantes congelaciones ya habían conseguido llegar al camp2.

Damián y Matoco seguían bajando a Lolo, en este momento estaban a la altura del camp3, en la parte de arriba… Todavía quedaba mucho trabajo, muchísimo por bajar.

Mis pensamientos se entremezclaban…

Que locura, que lo estabilicen ahí, en el camp3, que "sus amigos deportistas" lo vengan a ayudar… Cuanto más van a tardar, ya es de noche… Que fuerza la de Dami y Matoco…. Que admirable… Que espíritu… Que entrega… Que lo dejen ahí… Ya hicieron bastante por este inconciente…

Más haya de hablar de fortaleza, de energía, de capacidad, de garra… Hay en estos dos chicos una integridad de espíritu que los lleva a realizar una enorme entrega a sus altísimos valores humanos… Más allá de lo humano¡¡¡

Estaba preocupado…. Willy también… Ya llevaban muchas horas desgastando y desgastando en la altura…

Estuvimos en la carpa comunicación hasta avanzada la una de la noche. Ya para esa hora todos habían alcanzado el camp2.

Damián y Matoco se fueron extremadamente agotados a sus carpas a dormir… Willy quedaba organizando los helicópteros para evacuar a los dos rescatados de mayor gravedad… Ah mi helicóptero también, era conveniente estar ya al día siguiente ya en Katmandú.

Me fui a dormir…

Mi última noche en el Base Camp…. Estaba muy cansado… Pero no podía conciliar el sueño. Iban pasando infinidad de imágenes por mi cabeza… Momentos, sentimientos… Emociones… Pasaron y pasaron… Una y otra vez… No dormía… Mi cabeza, como un disco de memoria, quería ir guardando cada uno de ellos…

Hoy estoy seguro que nunca, nunca olvidaré todo esto, todo esto que he vivido en las largas noches en el Base camp¡¡¡

Bueno me queda un poco todavía… Ver en que termina el tema del dedo y el fin del rescate de los españoles… Pero si les parece lo dejamos para el próximo y último post… Así también además de despedirme tengo algunas últimas cositas que contarles.

Les mando un fuertísimo abrazo, con todo cariño,

 

 

 

La Capitanía de esquí y Andinismo de CUBA, y la Fundación CUBA tomaron el desafío de organizar este encuentro de un tema apasionante y extremo.

Los diarios de todo el mundo los mencionaron y dos semanas atrás el diario La Nación le dedicaba una nota de tapa en su revista dominical ( LNR)  y alli se pudo confirmar que estabamos ante una oportunidad única. Escuchar el relato en vivo, disfrutar de videos y fotografías de alto contenido visual y emocional para este deporte extremo.

Su opinión nos interesa

4 + 1 =