Los frutos de la semana

Luego de varias fechas sin ganar, el equipo de la categoría juveniles de CUBA Fátima retornó al triunfo en una tarde de mucho calor.

No va más. Juega bien de a ratos y en otros corre atras de la pelota. Los goles no llegan y las ocasiones escasean. A los rivales les basta con poco para ganar, o al menos empatar, ante CUBA. Algo había que cambiar.
 
El equipo se reúne con mucha anticipación al partido, y realiza la entrada en calor bajo las órdenes de Felipe Naveyra. El rival, Las Lajas, llega 6 puntos por encima del local. En una tarde de sol y mucho calor comienza el partido. Tras 10 minutos, a la salida de un córner, Chili Casaubon envía un centro al segundo palo y Lucas Canale se tira al piso para empujarla y colocar el 1-0. Un rato después, otra vez Chili, esta vez desbordando por la derecha y lanzando un rastrón al segundo palo para que Quiquin Alva coloque el 2-0. El primer tiempo sería dominado por el local, y la visita solo tendría una ocasión de riesgo, tapada por Poli como de costumbre.
 
 
Será que siempre hay que sufrir. Los errores propios cuestan caros. Un pase impreciso en la defensa,  una distracción en una pelota parada jugada rápido por el visitante, y a empezar de nuevo. 2-2. Parecía desvanecerse una victoria que en el entretiempo estaba marcada en el juego y en el marcador. Ya habiendo realizado los 4 cambios y sintiendo el cansancio que implica jugar con 30 grados de calor al mediodía, la esperanza se renueva con un par de desbordes de Cana. Sin embargo el gol no llegaba. Pero Alva dejaría en claro por qué tiene la cinta. Tras una semana de entrenar la pegada, el capitán saca una bomba de afuera del área para vencer la valla de Las Lajas y decretar el 3-2 final. 
 
 
Para cortar la racha negativa. Para sacarse la "mufa". Ante la adversidad y pese a que muchos piensen que el equipo no tiene carácter, que "juega cansado", que "tiene la cabeza gacha". Se volvió a levantar.

Etiquetas: