Hagan lo que quieran

Reacción a tiempo de los cadetes que miran la tabla del intercountry desde arriba. Lo que sucede cuando les tocan el orgullo. Primer y segundo tiempo, las dos caras de la moneda.

No hay indicaciones esta vez. No hay gritos de arenga. La charla del entretiempo demuestra el desencanto despues de un primer tiempo malo para CUBA. Miraflores dueño de la pelota pero sin mucha profundidad encontraría un gol por errores ajenos y se iría al descanso ganando por la mínima. No había aparecido el cadetes de todos los domingos hasta entonces.
 
A pesar de la floja primera mitad, la charla no parece ser un discurso motivacional, mucho menos un grito eufórico de guerra. Una simple frase ejecutada posteriormente a la perfección. "Hagan lo que quieran" dice Larramendi con algo de bronca y resignación. Lo deja en manos de los 11. Quizá sin darse cuenta que tocaría el orgullo de sus jugadores pero realiza un cambio escencial para el segundo tiempo.
 
Entonces salen y cumplen con el pedido del técnico, hacen lo que quieren. Tocan la pelota, meten y luchan yendo al piso y van para adelante. Parecen llevarse por delante al puntero del campeonato en su propia casa. Así es que en pocos minutos Felipe Barclay captura un rebote en el borde del área y un derechazo cruzado estampa el 1-1. La intensidad no disminuye y CUBA es cada vez mas dominador del partido. Manuel Pollitzer remata al arco desde una posición muy lejana y tras el rebote en el travesaño Rafa Ballve empuja el balón con su cabeza concretando el 2-1, que para entonces ya era más que justo. Bauti Peña entra por el segundo palo tras un gran desborde de los que nos tiene acostumbrados Santi Marengo. Con gran calma, recibe y cruza el remate dándole destino de red y decretando el 3-1 final.
 
Aplausos para un segundo tiempo brillante. Con rendimientos destacados como el de Macias o Petrecolla. La lucidez de los ofensivos para marcar y la solidez defensiva para redondear un triunfo vital ante un rival directo. Un premio para un equipo que se va a dormir temprano el día anterior porque solo piensa en ganar. La tabla los encuentra punteros pero queda mucho por jugar y habrá que mantener los pies sobre la tierra. El domingo derrocaron al puntero en su propia casa, le faltaron el respeto con fútbol, hicieron lo que quisieron. Jugando así el sueño seguirá intacto. Sigan haciendo lo que quieran y obtendrán lo que quieren. 
 
Miraflores 1 - CUBA 3
 
 

Etiquetas: