El partido mas largo de la historia.

Una tarde eterna. Llena de imprevistos y situaciones poco habituales. Demoras, mudanzas, patadas, hamburguesas. El partido entre Banco Provincia y CUBA duraría 4 horas. Escenario inédito para una tarde de sábado con final feliz.

 -"Voy a llegar justo"- anuncia el capitán del equipo de Fátima que sale volando luego de rendir el parcial de Análisis Matemático 2. Sin sospechar jamás que el partido iniciaría una hora y media después de las 13:45, el horario pactado. Ambos equipos hacen el precalentamiento, pero no hay señales del árbitro. A las 14.00 los jugadores de ambos equipos ya están mas relajados aguardando la incierta llegada del juez. El tiempo pasa y se hacen las 14.15, sin señales aún.
 
 
  Van llegando árbitros pero ninguno para dirigir este encuentro. Son las 14.30 cuando se dice que el juez está en la guardia. A pesar de tal rumor, a las 14.40 el juez todavía no llego y el plantel de Fátima ya tiene la cabeza en otra cosa: "el loco". Es entonces que Vassallo va al medio y, tras un par de intentos sin entender que la "primera es libre", ve cómo sus compañeros hacen 30 pases, teniendo así que cumplir con la prenda, 10 abdominales. Pero en el momento menos indicado, llega el juez, salvando al veterano del equipo.
 
 
 Son las 14.50 y a las 15.30 la cancha debe ser desocupada. Sin embargo se da inicio al primer tiempo a las 15.00. Ya verán que el desenlace es aún mas extraño.
 
 
  Primer tiempo en una cancha grande y con el pasto largo. CUBA se para 4-4-2 y se hace dueño de la pelota en buena parte del primer tiempo. Pese a tener un par de ocasiones de gol no logra concretar y el primer tiempo termina 0-0. El local no inquieta al 1 de Fátima.
 
 
 Como no podía ser de otra manera, el entretiempo sería tan ridículo como la jornada entera. La solución conseguida al problema de la cancha, era mudar el segundo tiempo a otra. Insólito. A su vez la otra cancha estaba en uso, por lo cual el entretiempo duraría 30 minutos. El partido parecía una novela sin fin. Los jugadores aguardan agarrados del alambrado que rodea la cancha ansiosos por ingresar. Pasada esa media hora comienza la segunda, y más atractiva, parte de esta historia.
 
 
  A diferencia del primer tiempo, este se desarrolla a cancha chica y con el pasto corto. El cambio Peña por Lozano destraba el encuentro. Poco antes de los 10 minutos "la roca" gambetea a un rival y metiéndose dentro del área cruza un zurdazo para estampar el 1-0. Locura cubana, grito eufórico de gol. El gol termina por desatar la bronca del local que, superado ampliamente en el juego, comienza a pegar. Varias patadas de expulsión y un árbitro que no tiene el control del partido hace rato. Recién cuando Tute recibe una piña estando en el suelo el árbitro decide expulsar a un jugador. Allí comienzan los empujones entre varios jugadores y los insultos. Sin embargo el partido sigue, y CUBA sigue jugando como sabe. Aparece el "chileno" Marengo y cruza un derechazo para el 2-0 parcial. Grito aún mas fuerte ante el silencio y enojo del cuadro local. Pero faltaba más.
 
 
  Agarra la pelota "la ranita" Barclay. Pasa a uno y recibe una patada de roja directa, que el juez vuelve a sancionar con amarilla. "La próxima a la rodilla" gritan los desagradables hinchas del local. Pero a la rana poco le importa. Juega el tiro libre corto y cuando vuelve a recibir marca un gol similar al de Pavard contra la Argentina, a diferencia que este implicaría una tapada de boca con una autoridad y clase sensacionales, ante un club que no veía la hora de terminar e irse a su casa. El grito fue aún mas fuerte y el silencio aún mas triste.
 
 
  Triunfo con autoridad y personalidad. El equipo demostró carácter. Ante todas las adversidades del día, el equipo supo dar la cara y mostrar que está para dar pelea. El sábado recibirá a La Lomada buscando seguir en la disputa de la parte alta de la tabla.
 
 
Para cerrar la alegría, el plantel celebró con unas hamburguesas de vuelta para Fátima.
 
 
Banco Provincia 0 - CUBA 3
 
 

Etiquetas: 

Su opinión nos interesa

1 + 9 =