Desconocidos

Confusión. Falta de juego y de gol. El equipo que supo ilusionar el torneo anterior, hoy mira desde abajo la tabla. Las ganas de levantarse serán la clave.

Tras un torneo apertura con un alto rendimiento, la segunda mitad hoy nos sorprende a todos. Un pozo del que aún no se ha encontrado la forma de salir. Ausencias por viajes, retiros, lesiones! el adiós a Juan Raggio en su partida hacia Estados Unidos, la falta de gol, pero lo más preocupante, la falta de creación. Factores que dan a entender el porqué de esta situación en el equipo de Fátima.

Son momentos. Son rachas. Quién hubiera imaginado que ese equipo que peleó el torneo anterior atravesaría un momento así un par de meses después? Es que luego de un arranque prometedor venciendo 4-0 a San Patricio, los resultados no acompañarían al equipo de Jorge Muñoz. Cuatro derrotas, tan solo un empate y triunfo, con tan solo 4 goles en 6 partidos. Un equipo que maneja bien el balón pero no logra inquietar al rival con el mismo, y que cuando logra pisar el área rival, no puede ser efectivo.

A pesar de los malos resultados, la intención en cuanto al juego no ha cambiado. El equipo de Fátima sale a cada partido buscando ser protagonista, jugar bien con la pelota en los pies, y asociarse con el fin de generar peligro. Así se lo vió el sábado pasado cuando recibió a Golfers. La circulación de pelota fue buena aunque no bastó para generar peligro. Sin embargo, este equipo demostró dar la talla para pelear por cosas importantes, y aún estando en un pozo, las ganas de salir a tierra son más fuertes que nunca. Porque son rachas, y las rachas están para romperse.

Etiquetas: 

Su opinión nos interesa

3 + 13 =