Buceamos en los Esteros del Iberá

El fin de semana del 11 y 12 de agosto, de la mano de la escuela Azul Profundo, instructores de la actividad en el Club y un par de socios fuimos a bucear a los Esteros del Iberá.

 
El programa arrancó el viernes al mediodía cuando nos dispusimos a afrontar los 670 km. que separan la Ciudad de Buenos Aires de la de Mercedes, en la provincia de Corrientes. Una vez llegados, nos acomodamos en el hotel elegido para pasar la noche y nos fuimos a comer, momento en el cual, Juan Cosentino, nos dio el ¨briefing¨ para el día siguiente.
 
A las 8 de la mañana nos pasó a buscar ¨Teco¨ por el hotel y encaramos los últimos 50 km. (de tierra y ripio) hasta la estancia "El Dorado", enclavada en el medio de los Esteros y a escasos metros del Río Corrientes.
 
Una vez acomodados y preparado el equipo, nos aprestamos a partir a la que, para muchos, era la primera experiencia en buceo "al garete", es decir, llevados únicamente por la corriente.
 
Vale señalar que apenas ingresamos al agua, nos sorprendió su temperatura que se encontraba entre los 13 y 14 grados, cuando lo esperable era que se encontrara entre los 18 y 20 grados.
 
El sábado, hicimos dos buceos de 30 y 20 minutos, respectivamente, y luego compartimos un almuerzo en la estancia. Por la tarde, amedrentados por el frío del agua, decidimos no realizar más buceos y "Teco" nos llevó a dar una vuelta por el río, paseo donde pudimos ver dorados, surubíes y un yacaré descansando en la orilla a menos de dos metros de distancia.
 
El domingo a la mañana, 6 valientes nos aventuramos nuevamente al agua para repetir el buceo del día anterior. Otra vez buceamos alrededor de 30/35 minutos, buceo durante el cual pudimos observar una gran cantidad de rayas, surubíes, dorados, viejas del agua y bagres. Además, experimentamos la sensación de pasar por debajo de los esteros, propiamente dichos, momentos en los cuales la luz del sol dejaba de filtrarse y se volvía prácticamente de noche por unos segundos.
 
Coronamos el fin de semana con un asado y emprendimos la vuelta a Buenos Aires con la satisfacción de haber vivido una nueva y gran experiencia.
 
Una vez más, el grupo, conformado en esta oportunidad por socios del Club y alumnos externos de la escuela, demostró una gran cohesión y pasamos un fin de semana por demás ameno, planeando, asimismo las próximas salidas que se organizarán para ofrecer al universo de socios que practicamos esta actividad, entre las que podemos adelantar las que se harán a Salto en el mes de octubre y Angra Dos Reis en noviembre.
 
Les dejamos algunos fotos del fin de semana.
 

Galeria de fotos: