Un boxeador, 5 peleas, 40 días y un equipo: Orgullo Cubano

A lo largo de 5 peleas, transcurridas en 40 días Agustín "la Anguila" Lavarello, y el equipo que lo ayudó a prepararse, han hecho historia en el boxeo del Club, no solo por su rendimiento como deportista, sino por sus valores, que son motivo de orgullo cubano.

UN BOXEADOR – AGUSTIN LAVARELLO
 
UN CAMINO – 5 PELEAS EN 40 DIAS
 
Viernes 14 de Julio – Vs. Brandon Rizo (MEX)
En un hecho histórico para el Club, Agus se midió con el campeón de su Categoría en México, dando una imagen de madurez increíble, borrando del ring a un gran boxeador.
 
Sabado 22 de Julio – Vs. Leonel “Hueso” Barrientos (C. Huracán)
Hace su primera defensa del Título Metropolitano contra un durísimo y experimentado de la categoría como Hueso. Ganando con claridad, consolidándose en su boxeo.
 
Sábado 12 de Agosto – Vs. Leandro Gómez
Con la humildad y el bajo perfil que lo caracteriza, cada vez mas aplomado, borra del ring a un digno rival y se mete en las Semifinales del Regional.
 
Sábado 19 de Agosto – Vs. Leonardo Virzi
Semifinal, caras conocidas. Se vuelve a cruzar a quien derroto en la final donde conquistó su título Metropolitano. El resultado es el mismo, sorprende que ya nada nos sorprenda. Ahora por la Final.
 
Sabado 26 de Agosto – Vs. Maximiliano Maidana
Y llego la final, los nervios en la tribuna, la tranquilidad de Agus, la confianza del camino transitado. La mejor esquina que se puede tener.
Esta vez no se pudo, pero como dice él, todo suma y de todo se aprende. Ya vendrán más y ahí estará el equipo. Acompañando y festejando el camino!
 
UN EQUIPO – LA SALA
 
Destacamos el compromiso de los profes Fer Albelo y Tincho Aguilera, sus compañeros de sala, que coparon cada fecha en donde le toco presentarse. A quienes acomodaron sus horarios en pos de dar una mano en los entrenamientos, como Jero Filgueira, entrenando los martes a las 8am y los domingos post pelea. Demostrando que como alguna vez dijo Agus: ´Si queres llegar rápido, anda solo; si queres llegar lejos, anda acompañado´.
 
Y ahí lo podes ver, abajo del ring es Agus, un pibe tranquilo, educado y respetuoso. Te lo vas a cruzar por la sala saludando a todos y sonriendo. Sonriendo como cuando sube al ring y se calza los cortos de la Anguila y sale a disfrutar. Y sigue siendo Agus. Haciendo del boxeo un arte, un arte del esfuerzo, de la disciplina.
 
Si le preguntas al resto de la sala, no me van a dejar mentir, vas a escuchar que es una bestia, un buen pibe, que esta vez no se dio, que así son las peleas y que eso puede pasar. Vas a ver a algún otro despistado que te pregunte si aquel que va ahí es el Campeón Metropolitano del que todos hablan, y si, ahí va parte de la historia grande del club. Si me preguntas a mi, tuve la suerte de poder entrenar con él, de poder decir que me enseño mucho, como a todos, arriba y abajo del ring.
 
Salud Campeón, sos nuestro ORGULLO!